domingo, 30 de marzo de 2008

Recetas de Chile: conocidas, no tanto y de las antiguas


Fines de Marzo, llega Abril ¿aguas mil?

Una receta incógnita y una sorpresa grande…

Empanadas Piqueñas.
Varias recetas con zapallo
Picarones y calzones rotos
Postre de Lúcumas


Plaza de Pica. Foto de El Morrocotudo.cl

La Comuna de Pica fue premiada (2006) por la Asociación de Municipios Turísticos de Chile durante su XV Encuentro realizado en Licantén, por la notable gestión de desarrollo turístico, por la notable gestión de desarrollo turístico.
El desarrollo de la Comuna de Pica se sustenta en la agricultura, la minería y el turismo. Las primeras han sido reconocidas por años, sin embargo, el turismo ahora también está potenciando la zona.


http://www.elmorrocotudo.cl/admin/render/noticia/3648


Empanadas Piqueñas:



Esta receta francamente… ¡me pena!, desde fines del año ante pasado ando tras ella. Aparece citada en varias referencias, incluso las preparan en demostraciones culinarias de alumnos de gastronomía regiones incluso, más al sur de santiago.

Lo único que pude encontrar es su descripción, empanada de queso y cebollas. Infructuosa ha sido la tarea de que me manden la receta desde Pica, así que si alguno de ustedes la encuentra, por favor cuéntenmela.

Mientras tendré que conformarme con pensar que es una especie de pequen a la que se agrega queso, me suena interesante y supondré que son fritas.
O sea pura imaginación.



Trozo de zapallo en la Vega foto de Anabella marzo 2008


El zapallo está en estas tierras desde siempre, los españoles fueron aprovechando paulatinamente especies vegetales aborígenes, que para ellos eran toda una revelación.

Las de más rápida asimilación al paladar de los conquistadores, fueron plantas de cultivo; zapallo y quínoa. Hay documentos que prueban que desde 1548 ellos sembraron zapallo, choclos, porotos y papas. El zapallo lo usaban entre otros para guisos, o acompañando algún plato junto a legumbres.

Pereira Salas cita entre los platos de la Cocina Republicana el “Pepiano”, preparado con pepas de zapallo pelado y menciona el Farrundungo describiéndolo cómo una preparación elaborada con harina, sal, levadura y zapallo, fritos en grasa, que a mi me suena muy similar por los ingredientes a las sopaipillas.

Presente siempre, en cazuelas, carbonadas, charquicán, porotos granados, sopaipillas y picarones.




Una antigua receta de Budín de zapallo
Manual de cocina 1925

Previamente hay que cocer un trozo de zapallo, he probado con medio kilo pesado ya sin la cáscara... la receta parte así:

Se deshace bien un pedazo de zapallo, se le pone un trozo de mantequilla (uso margarina), azúcar al paladar, tres yemas y tres claras batidas por separado. Se une todo.

Se vacia en budinera untada con mantequilla y se pone al horno. Se sirve con almíbar de canela.

Les recomiendo moler el zapallo caliente, después que enfríe, incorporar el azúcar a gusto, agregar las yemas revolver bien. Batir aparte las claras a nieve, como para merengue y recién ahí juntar con el resto de los ingredientes, revolviendo a mano con batidor suavemente, para que quede esponjoso.


Zapallo con tomate, otra receta de antaño
Manual de cocina

Partir zapallo en trozos de regular tamaño, cortar cebolla a pluma muy fina y sofreír en color con tomate picado, se le agrega el zapallo y un poco de caldo para que no quede seco.
Buen acompañamiento para pescados y carnes, para variar un poco en vez de arroz, fideos o papas.


corte en bastones en http://www.key-technology.com.mx/

Dados de Zapallo
También de Manual de cocina

Se necesita que el zapallos sea harinoso y dulce, se corta en palos redondos (yo sugiero cortar bastones como las papas fritas) se les espolvorea sal y se fríen.


buenareceta.blogspot.com


Crema de Zapallo
Esta es una receta del cuaderno de mi mamá

½ kilo de zapallo
1 taza de agua
1 litro de leche (descremada)
1 cucharada de margarina
½ cebolla rallada
Optativo: crema, crutones (cubitos de pan fritos) o choricillos.

Se fríe la cebolla, se agrega el zapallo, luego una taza de leche y el agua.

Deje cocer hasta que el zapallo esté blando, se licua el la juguera.
Se pone este puré en una cacerola, se le agrega el resto de leche y se lleva al fuego hasta que suelte el hervor, aliñando con sal y pimienta.
Aquí entran las opciones personales, para servir decida si quiere agregarle un poco de crema, revolver y servir. Otra es servirla con los crutones, con choricillos o rodajas de longaniza previamente fritos.


Sopa de Zapallo maduro.

De las preparaciones de tradición chilena hay que probar la sopa de zapallo maduro con leche, a partir de un puré de calabaza (zapallo) cocida con sofrito de cebolla y leche, a la que se incorpora huevo batidos, unos minutos antes de finalizar la cocción.


foto de soledadfelloza.com

Picarones

La aparición de los picarones en el repertorio gastronómico de chile, es de épocas remotas y muy ligada a la Expedición Libertadora del Perú, cuenta don Eugenio Pereira que las tropas chilenas que habían sido parte de las campañas de San Martín, tomaron Lima como centro de recreación popular. En el barrio del Malambo junto al Rimac encontraron a “la negra Rosalía” que pregonaba con mucha gracia su sabrosa mercadería; cuando le preguntaban que dulces manjares habían en sus canastos ella les decía “Estos pajaritos son picarones, porque los muy bellacos, cuando están enojados o calientes, pican fuerte hasta quemar traidoramente, cómo grandísimos picaros, pero cuando se les ha pasado el enojo y quedan tibiecitos, entonces no hay en el mundo nada mas agradable, nada mas sabroso que ellos.”

Para terminar este cuento, la negra Rosalía se casó con un chileno y se vino a santiago, instalándose con un negocio de su especialidad en la calle San Pablo. La picaronería pasó a ser centro de atracción del barrio y para acompañar sus dulces ofrecía un granadero o un cazador, que eran vasos de pisco de diferentes tamaños la otra alternativa era una mistela especial.

¿Recuerdan a doña Adriana Montt?, la que invitó a almorzar al almirante Blanco Encalada- estamos hablando de 1826-, bueno ella entre los dulces con que pensaba agasajar a su invitado en una próxima visita, pensó en comidas que eran de gusto de los niños de esa época, entre ellos menciona sopaipillas y los picarones.

Por 1900 relatan que en la posada de Santo Domingo se podían comer los picarones de la Carmelita.

Este dulce según dicen algunos, podrían ser una imitación o recreación de los "buñuelos" españoles que consumían los conquistadores y la población de esclavos. Utilizando insumos al alcance como harina de trigo, zapallos y chancaca para iniciar la tradición de un postre que, actualmente, se consume en Chile en Perú y en ciudades cercanas de otros países limítrofes con las que en algún momento, compartimos el desarrollo cultural del Virreinato.
En http://gastronomiasiglo21.blogspot.com/2007/04/picarones.html

En una antigua receta de picarones encontré una variante distinta a las habituales; en la que se preparan los picarones con papa y zapallo cocido y molido, sin leche ya que la reemplazan con el agua de la cocción de los zapallos y agregan a la masa dos a tres cucharadas de grasa caliente. El leudante, levadura y se deja la masa de un día para otro.

http://www.arikah.net/

Picarones ligeros receta antigua
Manual de cocina 1925

Una libra de harina (435.6 gramos)
Una libra de zapallo cocido y molido
Tres cucharaditas de polvos de hornear
Se junta todo y se bate mucho, que se desprenda fácilmente de la fuente quedando una masa ligosa; se forman los picarones y se fríen en materia grasa caliente (aceite o manteca).

Para servir, pasar los picarones por almíbar de chancaca (receta en entrada anterior).




www.elmorrocotudo.cl/admin/render/noticia/5507



Picarones

2 tazas de harina cernida
1 ½ taza de zapallo cocido y molido
Tres cucharaditas de polvos de hornear
5 cucharadas de leche
Una pizca de sal.

Junte la harina, sal y polvos de hornear, antes le ponían levadura unas dos cucharadas deshaciéndola con la leche tibia. Junte todo y agregue la leche, tiene que quedar una masa pegote, si es necesario ponga un poco más de leche y deje reposar para que se esponje la masa unas dos horas en lugar tibio, si usa levadura mejor deje subir de un día para otro.

Mójese las manos y haga las rosquillas con el hoyito al medio, luego a freír hasta que estén doraditos y dejar estilar en papel absorbente. Espolvorear antes de servir con azúcar flor o pasar por miel de chancaca.



dcvpho.blogsome.com/2006/11/13/



Calzones rotos

En mis búsquedas de datos me he encontrado con algunas cosas interesantes, por ejemplo que los postres chilenos, son un punto flaco, un lugar común de la gastronomía nacional donde a la hora de los postres abundan en las cartas las frutas en conserva, los panqueques y los helados. Parece que somos poco creativos o no tomamos en consideración nuestros antiguos postres, que por lo demás son aparentemente bastante “poco esplendorosos” al lado de pasteles, postres y dulces de otros países; encontré una notable referencia a calzones rotos en salsa de frambuesa y helado, parfait de frutos secos con... y un par de ideas creativas usando o adaptando antiguas recetas chilenas.

El chef Álvaro Valenzuela en entrevista a Chef&Hotel dice de la pastelería nacional y su evolución. Que de los españoles nos vienen las famosas "ponderaciones", que eran básicamente un espiral frito, casi transparente, chorreado con manjar encima y un poco de licor. De esos tiempos también son los famosos picarones, producto adaptado del Perú, y sigue con la historia de época de la Guerra del Pacífico. Agrega que Los calzones rotos, originarios de Bélgica, son también de los tiempos de la colonia. Éstos conservaron el mismo formato, con el corte al medio, y fue en Chile donde se le denominó con este inusual nombre. http://www.chefandhotel.cl/images/Alvaro.pdf otras personas dicen que son Receta popular chilena, se come en invierno otros un dulce de prosapia colonial y campestre, y es lo que saborean como desayuno los protagonistas de la novela. De Artemio Echegoyen

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias/site/artic/20060817/pags/20060817190732.html


También me encontré con referencia a los calzones rotos, igualitos los ingredientes y cantidades aludiendo a recetas alemanas que no pude encontrar de kreppel o Yabebiry a los que los argentinos llaman tortas fritas, http://www.elgranchef.com/2007/11/22/torta-frita-o-kreppel-kreppel-o-torta-frita/

Pero para sorpresa mía, hablando con mi prima Rosy hoy le comenté que andaba a la caza de historia y recetas de los calzones rotos, ella que es un poquitin mayor que yo recordó que las tías viejas – que ya no existen- hacían algo igualito, pero la receta era húngara, no recordaba el nombre, pero agregó que los preparaban seguido por ricos y por económico. Bastó eso para que me diera “la obsesión” ¿cómo la parentela venida de Hungría iban a hacer algo sí, si la receta se supone era típica chilena?

Buscando me metí en sitio húngaros, aunque confieso que poco lo leo; mas hablo y poquitin, y para mi sorpresa, la Rosy tenía toda la razón en Hungría hacen “calzones rotos”, coteje recetas y es igualita, busque fotos y aquí se las muestro… si quieren métanse en el sitio y véanlo ustedes mísm@s a ver si entienden, allá se llaman farsangi fánk, Plop! Al igual que nuestro Condorito EXIJO UNA EXPLICACIÖN!!!!
¿Será por esta razón que no los encontré en los recetarios chilenos antiguos?





Szalagos farsangi fánk receptje200 x 200 - 11 KB - jpghttp://www.lakberendezes.hu/

www.lakberendezes.hu/magazin/mutat.php?id=462

¿Necesitamos otra prueba húngara?

Farsangi Fánk (calzones rotos) y berlines (szalagos Fánk )



Conclusión:

Aca tenemos una vez mas la prueba de que las recetas de cocina van migrando en el tiempo y de lugar en lugar, que de tanto comerlas por años, se cree que son originarias de cierto lugar. Es lo que llaman los historiadores de la alimentación, los “prestamos alimentarios” o mejor dicho por Massimo Montanari “la cocina implica y expresa la cultura de quien la practica, es depositaria de las tradiciones y de la identidad de un grupo”.

El agrega que la cocina implica identidad e intercambio, nociones aveces contrapuestas, cómo si el intercambio, es decir las confrontaciones entre diferentes identidades fuera un obstáculo para salvaguardar las identidades, o sea el patrimonio cultural que cada sociedad reconoce en el propio pasado. Mi conclusión, no es ni pecado seguir considerando las calzones rotos en nuestra tradición culinaria.



Calzones rotos
http://www.lomascurioso.com/?p=4122

3 tazas harina cernida
1 1/2 cucharadita polvos de hornear
1/2 taza azúcar flor cernida
2 cucharadas de mantequilla
1 huevo
2 yemas
1 cucharadita de ralladura de cáscara de limón
1 cucharada agua
aceite para freír
Preparación
Formar una masa uniendo la harina, polvos de hornear, azúcar flor y los huevos. Incorporar la mantequilla ablandada y sobar.
Agregar pequeñas cantidades de agua si fuese necesario. Uslerear sobre tabla enharinada hasta dejar la masa de 1/2 cm. de grosor. Cortar rectángulos de 10 cm. por 5 cm. Hacer sobre ellos un corte vertical de unos 3 cm. y pasar un extremo del rectángulo por este ojal.
Freír en aceite bien caliente. Escurrir, poner en una fuente con papel absorbente y espolvorear con azúcar flor”.
Nota: Los calzones rotos no deben estar muy dorados - con un tiempo largo de cocción, quedan duros.

www.portalchileno.ca/.../calzonesRotos2.jpg


Calzones rotos

3 tazas de harina cernida ½ taza de azúcar flor (impalpable) cernida 1 ½ cucharadita de polvos de hornear 50 gr. mantequilla o margarina 1 huevo y dos yemas 1 cucharadita ralladura de limón o naranja 1 cucharada de ron, coñac o aguardiente (optativo) Aceite para freír Azúcar flor para espolvorear Cierna la harina con los polvos para hornear y el azúcar flor; añada la argarina ablandada, el huevo, las yemas, la ralladura y el licor. Forme una masa lisa.
En caso de quedar demasiado seca, añada pequeñas cantidades de agua. Usleree sobre tabla enharinada dejando la masa de unos 3 mm. de grosor, corte rombos de 10 cms. por 5 cm. y hágales un corte vertical en el centro de unos tres centímetros de largo. Introduzca por él uno de los extremos y déles una vuelta sobre sí mismos.
Fría en abundante aceite caliente, escúrralos y póngalos sobre papel absorbente. Sírvalos espolvoreados con azúcar flor. Rinde 3 docenas, aproximadamente.




img213.imageshack.us/img213/9966/lucuma2zz8.jpg


La lúcuma se da en árboles, en zonas de clima templado; en chile desde el norte al valle central. No se come cruda ya que es poco dulce y su consistencia medio áspera, se usa generalmente en postres y dulces, mezclado con manjar, con cremas, babarois o muses y como puré dulce. También es usual en chile la leche con lúcuma, o encontrarla en el relleno de panqueques y tortas.

Aparte de encontrar la fruta, en la actualidad es posible encontrar a lo largo del año puré envasado, o pulpa congelada.

Papilla de lúcumas

Pase por cedazo una docena de lúcumas maduras junto con un trozo de zapallo cocido.
Pese el puré y calcule una y media vez el peso del puré en azúcar, con el azúcar prepare un almíbar semi espeso, agregue el puré de lúcumas y zapallo, déle punto hasta que quede espeso. Con esto una vez tibio puede hacer bolitas o deje un poco mas claro y sirva en copas.
Si quiere decorar puede ser con un merenguito o con un trocito de alguna fruta.

Leche con lúcumas nevada

Preparar leche nevada como acostumbra, con la salvedad de usar leche con puré de lúcumas maduras molidas.

Arroz con leche y lúcuma

Se prepara igual que el típico arroz con leche, la diferencia está en agregar cuando el arroz ya esta casi cocido, puré de lúcumas y se sigue dando punto. Para servir espolvorear con canela en polvo.

23 comentarios:

m.angélica dijo...

buena idea anabella los calzones rotos,sopaipillas,picarones, es un placer comerlo en los dias frios y de lluvia.te felicito cariños

asamblea cuántica dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Que rico...............!!!!

Erika dijo...

ricas las recetas, pero engordadoras, habrán light..ja ja ja

Erika

Anónimo dijo...

Soy chileno viviendo en Argentina y en la region en la que vivo se le dice kreppel a la sopaipilla nuestra, aunque en otros lugares la llaman torta frita.

Ah, en Mendoza la llaman como nosotros. :)

Saludos

texiendo dijo...

Anabella ¡qué graciosa la historia de los calzones rotos! Quizás inmigrantes magiares huyeron de las guerras de los "franciscos joseses", al igual que los actuales croatas-chilenos, se pasaron el dato que aquí estaba bueno, y así se produjo el trasvasije cultural...

Selva dijo...

estas si que son autenticas recetas del chef. Ya tome nota de algunas para probar, aunque recien comienzo con la cocina.

fernando dijo...

Hola como estas mi nombre es Fernando, soy del Callao- Perú, tengo conocimiento que los picarones son peruanos,,se comen tambien borrachos,con respecto a la lùcuma es de la selva Peruana hay vestigios en nuestra cultura: ceramicos y orfebreria que lo demuestran, la lùcuma nuestra es muy agradable, dulce de un sabor aterciopelado y si se puede comer cruda, hasta hay pisco sour de lúcuma.
Ah! el PISCO es PERUANO

Maulina dijo...

Cuando mi hijo tenia tres años se negaba a comer calzones rotos por que el era un niño. De modo que le preparábamos un plato con calzoncillos rotos. jajajaja

Anónimo dijo...

Hola!! Muy ricas las recetas... pero mi pregunta es, los picarones son producto Chileno?? porque estuve por el Peru en muchas oportunidades y la verdad es alli donde los probe, igualmente que la lucuma. De todos modos muchas gracias por compartir las recetas con los lectores!!!

Anabella dijo...

Partamos por lo menos complejo, lúcumos hay en el "territorio" de Chile y además en nuestro vecino nortino. O sea hay en Perú.

Y los picarones a pesar de haber llegado a través de Peruana, se incorporaron como muchas otras preparaciones al recetario chileno, por uso y costumbre.

Piensa que antes de la colonia, el azúcar no era de éste rincón del mundo. Muchos productos y preparaciones llegaron después y se adoptaron y adaptaron.
Otro ejemplo es el Pan de Pascua, que no nació en nuestras cocinas.

Como en la vida, hijos naturales o adoptivos, son tan hijos el uno como él otro.

Lucy dijo...

Estimada Anabella mi nombre es Lucy Napurí, soy chef instructor peruana, me gustó mucho tu blog, estuvo simpatiquísima tu historia, tu forma de escribir es muy amena y además denota trabajo de investigación.Me encanto ver la receta de picarones y la historia de como llegaron a Chile que es la que yo comparto , pero discrepo contigo en tus comentarios, en donde abundas en comparaciones que en todo caso son tus opiniones, pero no contituyen juicio de valor, como éstas..."Y los picarones a pesar de haber llegado a través de Peruana, se incorporaron como muchas otras preparaciones al recetario chileno, por uso y costumbre"...no Anabella, el uso y costumbre a nadie le da derecho de adjudicarse el derecho de autor.
Otro..."..Muchos productos y preparaciones llegaron después y se adoptaron y adaptaron"...esta afirmación en su parte final no es exacta, se refiere obviamente a los españoles que trajeron productos nuevos a América y se llevaron muchos otros también, fue un intercambio, pero hablando de los picarones se acepta que pudo ser una "adaptación" (de los buñuelos) más no una "adopción", porque no llegaron como tales sino que fueron creados en Lima producto del mestizaje de la comida peruana en la época del Virreynato.
Y con respecto a que..."hijos naturales o adoptivos, son tan hijos el uno como él otro"...si creo que se les puede amar igual a ambos, pero genéticamente nunca pierden su origen.
Toda esta aclaración Anabella la hago con el mejor ánimo, porque a pesar de que en tu blog haces un recuento puntual de historia de la gastronomía, pareciera que en tus opiniones tratas de justificar la inclusión de platos que no pertenecen a la gastronomía chilena perdón si me equivoco, pero así se percibe.Como instructora de una asociación de chefs en centroamérica, tengo la obligación de decir el origen de cada plato, así como cuando preparo "Porotos con riendas" digo que es un plato de origen chileno, receta de una querida amiga chilena ahijada de mi padre.
Lo maravilloso de la gastronomía es que es el punto de encuentro que a la gente.
Un abrazo fraterno para tí.

Lucy dijo...

Estimada Anabella mi nombre es Lucy Napurí, soy chef instructor peruana, me gustó mucho tu blog, estuvo simpatiquísima tu historia, tu forma de escribir es muy amena y además denota trabajo de investigación.Me encanto ver la receta de picarones y la historia de como llegaron a Chile que es la que yo comparto , pero discrepo contigo en tus comentarios, en donde abundas en comparaciones que en todo caso son tus opiniones, pero no contituyen juicio de valor, como éstas..."Y los picarones a pesar de haber llegado a través de Peruana, se incorporaron como muchas otras preparaciones al recetario chileno, por uso y costumbre"...no Anabella, el uso y costumbre a nadie le da derecho de adjudicarse el derecho de autor.
Otro..."..Muchos productos y preparaciones llegaron después y se adoptaron y adaptaron"...esta afirmación en su parte final no es exacta, se refiere obviamente a los españoles que trajeron productos nuevos a América y se llevaron muchos otros también, fue un intercambio, pero hablando de los picarones se acepta que pudo ser una "adaptación" (de los buñuelos) más no una "adopción", porque no llegaron como tales sino que fueron creados en Lima producto del mestizaje de la comida peruana en la época del Virreynato.
Y con respecto a que..."hijos naturales o adoptivos, son tan hijos el uno como él otro"...si creo que se les puede amar igual a ambos, pero genéticamente nunca pierden su origen.
Toda esta aclaración Anabella la hago con el mejor ánimo, porque a pesar de que en tu blog haces un recuento puntual de historia de la gastronomía, pareciera que en tus opiniones tratas de justificar la inclusión de platos que no pertenecen a la gastronomía chilena perdón si me equivoco, pero así se percibe.Como instructora de una asociación de chefs en centroamérica, tengo la obligación de decir el origen de cada plato, así como cuando preparo "Porotos con riendas" digo que es un plato de origen chileno, receta de una querida amiga chilena ahijada de mi padre.
Lo maravilloso de la gastronomía es que es el punto de encuentro que une a la gente.
Un abrazo fraterno para tí.

educandoenlacasa dijo...

Andrea y Lucy, personalmentye cada vez me convenzo más que el altiplano tiene una raíz común y una cultura que le son propias y la división nacional, con sólo dos siglos, es muy arbitraria.
Recomiendo la lectura de la antropologa Sonia Montecinos para un debate más informado sobre los "origenes" de algunas de las comidas. Creo que en América Latina sólo podemos jactarnos del maíz, la quinoa, la papa y el chocolate. Todo lo demás es una gran crisol intercultural.
http://www.bligoo.com/media/users/0/47112/files/Cocinas%20mestizas%20de%20Chile%20-Sonia%20Montecinos-.pdf

Anabella dijo...

Estimada Lucy, no sabes como me sorprendió y encantó recibir tu comentario.
Pocas veces llegán acá, reflexiones, discrepancias y otros aportes, que me hagan seguir profundizando en este tema que me apasiona.

Cosas así me dan impulso para seguir. Acá para serte franca es complicado acceder a fuentes para poder conocer, apreonder y saber más de nuestra cocina. Hay, pero poca y dispersa. Estamos recién comenzando a "tomarle el peso" al tema de las comidas chilenas.

Creo que estamos en un buen moneto y mi intención desde que empecé a dejar cosas escritas es cooperar con un granito de arena. Tratando de escribir, para que más gente se acerque a este tema. Y dejems de hacerle el quite a nuestras raices. para elaborar propuestas con algún sentido y no solo siguiendo las modas.

Eso sí, parece que me falta mayor presición en el uso del lenguaje, porque veo que hay cosas que se prestan para dobles lecturas. En este caso con los picarones.

De dónde y cómo llegaron acá, está claro. Del Perú y por los datos que dejé del único libro de historia de la cocina chilena que tenemos, claramente doña Rosalía es la "responsable".
Cuando menciono lo de incorporación "por uso y costumbre" a nuestro recetario, no es con la idea de negar su origen, para nada, menos negar la "autoría".

¿Cómo puedo decir de otra manera, que acá están tan incorporados, que nadie concibe pensar en invierno lluvioso, no querer sopaipillas y picarones? Y fijate tú que si preguntaramos en la calle a muchas personas, creo pocas tienen claro su origen.

Nos pasa con muchas otras preparaciones. Cuando digo "adoptar y adaptar" pensaba en que
con muchas comidas pasa algo similar a cuando se recibe "como" hijo a uno que no lo es naturalmente. Y a la vez a hacer propios cosas, métodos, ideas, creados por otros. ALgo así como "incorporar".
Pero eso no significa negar, su condición original. O como bien dices, desconocer su origen genético.

Agradecida de tus comentarios, ojalá este breve intento de ser más clara, lo haya sido.

Podemos seguir compartiendo ideas, pero no se cómo contactarte, me es muy útil ya que suelo tener poca contraparte. Pocos de los que leen acá, escriben; aunque ultimamente me he podido dar cuenta que hay más de los que imagino siguiendo estas páginas e incluso usando algunos contenidos, sin referenciar.

Lucy, ha sido un agrado, si quieres me dejas tu correo (quedará para mí), no lo publicaré como comentario.

Espero sea hasta pronto!

Un gran abrazo.

Anabella dijo...

educandoencasa, concuerdo contigo en eso de que lo de los límites es cosa más bien "reciente", y el trazado lineas que poco tienen que ver con las culturas preexistentes.

Mira el caso de los coyas, es otro ejemplo de lo mismo.

Así cómo Sonia Montecino lleva años trabajando en el tema, hay gente de otras disciplinas en eso. Para mi gusto, hasta ahora cada uno ha avanzado realizando aportes desde sus disciplinas. En eso hay que reconocer que en otros paises llevan avanzado harto más.

Me da la impresión que acá recien están empezando a divulgar fuera "del círculo de los iniciados" sus trabajos con una mirada interdisciplinaria (o transdisciplinar). Acaban de publicar un libro interesante en ese sentido que nos ayudará a conocer y entender un poco más de éste tema. En el capítulo a capítulo están miradas a nuestra alimentación pre y post colombina desde la arqueología, la historia, antropología y sociología. Acabo de empezar su lectura, por ahora me va pareciendo un gran aporte para ir avanzando en la definición de nuestro patrimonio alimentario en estos tiempos de globalización.

Gracias por dejar tu comentario.

Tere de manjarmalva dijo...

Anabella por favor cual es ese libro que dices acaba de aparecer,
a ver si consigo que me lo traigan.
besos y gracias

Anabella dijo...

Tere.
Si te refieres a uno que mencioné
últimamente (2011), se trata de "Historia y Cultura de la Alimentación en Chile". Es una compilación de trabajos de arqueólogas, antropólogas, historiadores... Editorial. Catalonia. La Compiladora es CArolina Sciolla. Espero sea este al que te refieres.
Saludos.

ESTACIÓN ADUANA RESTOBAR dijo...

Te puedo indicar respecto a la consulta de las empanadas piqueñas estas son fritas y llevan queso, cebolla en brunoise y rocolo o locoto en poca cantidad..esa es tu receta...yo la tengo como altenrativa en mis menus y en mis cocteles..buen provecho!!!

Anabella dijo...

Estación aduana... mil gracias llevaba años esperando saber detalles de las piqueñas.
Dónde estás, de andar por ahí paso a probarlas de todas maneras.
Como se agradece tu explicación, hay tantas preparaciones en Chile de las que no sabemos salvo en sus lugares de procedencia.
Tarea enorme tenemos por delante, si queremos potenciar nuestras cocinas.

ESTACIÓN ADUANA RESTOBAR dijo...

Estimada Anabella

Yo soy de Iquique amante de la cocina, de la buena mesa y una conversacion grata, amo mi tierra, ahora administro el restaurant familiar estamos ubicados en Bolivar 201 esquina Anibal Pinto, enviame un correo a estacionaduana@gmail.com cuando estes por estos lugares...y siguan adelante con estos bloggs..son de gran utilidad y debemos fortalecer nuestra cultura culinaria..saludos mi nombre es Carolina

ESTACIÓN ADUANA RESTOBAR dijo...

Estimada Anabella mi nombre es Carolina y estoy en Iquique en calle Bolivar 201 esquina Anibal Pinto, cuendo este por estos lados envieme un correo para preparar las empanaditas..son delicionsas yo las conoci cuando trabaje en un hotel aca en Iquique....por un Chile mas culturizado en la gastronomia....amantes de la buena mesa....

ESTACIÓN ADUANA RESTOBAR dijo...

Anabella un gusto compartir un poco de conocimiento para los amantes de lo antiguo, el calor de hogar y la buena mesa...estamos ubicados ne la ciudad de Iquique en Bolivar 201 esquina Anibal Pinto...si nos visitas envianos un correo para poder preparar las empanaditas con antelacion...saludos cordiales

Carolina

Anabella dijo...

arolina, muchisimas gracias por toda la info que entregas. Es poco lo que sabemos de las cocinas regionales, Así que feliz con tus datos de las empanadas Piqueñas.
Hoy le di dato a amigo que de casualidad está en Iquique el finde, pasó am por tu local y estaba cerrado. Le encargué ir a ver si puede conocer y fotografiar , además de probar las piqueñas. Ojalá Los encuentre abierdos en la noche.
Saludos y te aviso cuando vaya.
Anabella